scroll top button

La Historia de Nutrilite

En nuestro mundo pospandémico, cada vez más consumidores están invirtiendo en medidas preventivas de salud y bienestar. Las personas recurren cada vez más a frutas, verduras y suplementos nutricionales para estimular su sistema inmunológico y mantenerse saludables.

Muchos de nosotros podemos abrir nuestros gabinetes y ver una botella de Nutrilite, pero ¿conoces la increíble historia de cómo llegó allí? Aquí tienen un vistazo rápido sobre cómo se desarrolló esa historia.

Hace casi cien años, el fundador de Nutrilite, Carl Rehnborg, estaba trabajando en China y vio de primera mano cómo la mala nutrición y salud están conectadas. Mientras él y sus compañeros estaban encarcelados por los revolucionarios en Shanghai, recogió plantas de los alrededores del complejo para hacer sopas con las que alimentarse a sí mismo y a sus compañeros de prisión. Se dio cuenta de cómo sus brebajes impactaban positivamente en su salud en comparación con la de otros detenidos que no tenían acceso a estas plantas ricas en nutrientes.

Y ese día nació la idea de Nutrilite, la marca de suplementos dietéticos y vitaminas número uno en ventas en el mundo. De vuelta a salvo en Estados Unidos, se necesitó otra década de pruebas y experimentos para verificar las hipótesis de Rehnborg y desarrollar su primer producto: Nutrilite Double X.

Casi un siglo después, el compromiso de Rehnborg con la investigación y el desarrollo continuo y su pasión por la salud, el bienestar y los ingredientes de calidad, continúan en los productos Nutrilite actuales, con prácticas agrícolas orgánicas y ecológicas en el centro de su desarrollo y un riguroso proceso de trazabilidad desde el principio hasta el final.

Las plantas contenidas en los productos Nutrilite se cultivan en diferentes rincones de la tierra en los climas más adecuados para ellas. Amway posee y opera más de 6,000 acres de tierras de cultivo orgánico, donde cultivan plantas como equinácea, arándanos y valeriana en sus granjas libres de pesticidas Trout Lake en el estado de Washington, donde los halcones (¡como Copper!) brindan control natural de plagas, espinacas, col rizada, alfalfa, limones y otros cultivos amantes del calor y el frío en la finca El Petacal en Jalisco, México; y cerezas de acerola en una de las granjas de acerola más grandes del mundo en Ubaiara, Brasil, que acaba de ganar su séptimo premio por sostenibilidad.

Además, el proceso de trazabilidad de nueve pasos de Amway para sus productos Nutrilite es el estándar de oro para la trazabilidad en la industria. El método NutriCert™ ha sido evaluado y verificado por muchos expertos de la industria, incluyendo NSF International, Euromonitor International y Ecocert SA. El método realiza un seguimiento de todo, desde el origen de la planta utilizada en el suplemento hasta el embalaje y más.

Y la cosa no termina ahí: los ingenieros de producto realizan 500,000 pruebas al año para garantizar que todos y cada uno de los productos Nutrilite sean de la más alta calidad. Además, los ingenieros de envasado realizan más de 30,000 pruebas en condiciones extremas para garantizar que cada producto siga siendo puro, seguro y eficaz.

La combinación de la historia única de Nutrilite y los estándares de trazabilidad de primer nivel muestra la individualidad de Amway como empresa. Durante más de 60 años, Amway ha seguido asegurándose de que todos los que abran sus botellas Nutrilite reciban lo mejor que la naturaleza tiene para ofrecer. Y ese compromiso con la calidad será un legado que Amway avanzará en el futuro.